Algunas reflexiones sobre el ciclo ‘La ciudad ganada, la ciudad perdida’

Fotograma de 'La ciudad es nuestra' con algunos de sus protagonistas.

En las dos películas anteriores del ciclo hemos visto dos miradas contrapuestas sobre estos barrios de las periferias urbanas: por un lado, como señaló Jorge Larrosa en el debate posterior a su proyección, Los jóvenes de barrio (Vídeo-Nou, 1982) nos presenta a los jóvenes de Canyellas y al propio barrio como una lista de problemas: paro, delincuencia, drogas, abandono escolar… son los primeros años 80, y la periferia urbana aparece representada como un territorio que requiere de la intervención social de la administración pública. Por el otro, La ciudad es nuestra (Tino Calabuig, 1975) nos muestra las luchas vecinales que consiguieron dignificar…


Licencia Creative Commons · Excepto donde se indique lo contrario, esta obra está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported 2018 LaFundició · RSS Feed · Acceder