Escalando paredes

Escalando paredes en el Hueco.

Escalando paredes en el Hueco.

Continuamos, en diferido, nuestras crónicas quiteñas. Aquí relatamos nuestro encuentro con el colectivo Escalando paredes:

Escalando paredes es un espacio de encuentro y colaboración abierto a jóvenes del barrio de Chimbacalle, lugar donde se halla el Museo Interactivo de Ciencia (MIC) en Quito, este proyecto es coordinado por Tián Sánchez quien forma parte del equipo de Mediación Comunitaria de la Fundación Museos de la Ciudad (FMC).

La iniciativa continúa tras un intercambio en el que participaron jóvenes quiteños y jóvenes de la ciudad de Pittsburgh (EUA) a través del Children’s Museum. Tras este encuentro, los jóvenes siguieron acudiendo al MIC para desarrollar allí varias actividades, que se vincularon inicialmente al proyecto de agricultura urbana ¡A la huerta! coordinado por Pablo Ortiz, integrante también de Mediación Comunitaria de la FMC.

Tras esta primer contacto y a través del diálogo con los jóvenes, para los que se abre un espacio de reunión y taller propio en el antiguo recinto industrial que ocupa actualmente el MIC, se propone impulsar colectivamente un programa de intervenciones artísticas desde la agricultura urbana en espacios públicos del barrio con el objetivo de crear comunidades verdes.

El barrio de Chimbacalle se sitúa en una zona fronteriza entre el centro histórico de Quito y las zonas norte y sur de la ciudad que se diferencian notablemente en su composición social y su tramado urbano.

Tras un primer momento de presentaciones, en que el grupo nos explica cuál es su actividad e implicación en el proyecto y nos muestran la huerta, les proponemos dibujar un mapa en el que señalen aquellos espacios del barrio que para ellxs son significativos por algún motivo, y en los que pensasen que podrían desarrollar algún tipo de intervención. Decidimos en ese momento visitar uno de esos espacios que lxs jóvenes denominan ‘el Hueco’.

El Hueco es un espacio situado en la rivera del Machángara —río que atraviesa toda la ciudad de Quito y que se encuentra gravemente contaminado— en el que se dan diferentes usos. A pesar de estar unido al barrio, es un espacio aislado y escondido al que se accede por un callejón sin salida; un espacio de reunión para los jóvenes, al que también acuden para aislarse del bullicio de la ciudad.

Antes de llegar al hueco lxs jóvenes señalan las pintadas y tags que cubren los muros del callejón que conduce hasta allí y surge el debate sobre el civismo, las formas de expresión juvenil, la estética y el espacio público, así como la posibilidad de intervenir en dichos muros. Sin embargo, una vez que llegamos al espacio se dan otras conversaciones sobre la construcción y el uso del espacio público. El hueco parece un lugar idóneo para convertirse en un espacio público y de recreo para todo el vecindario: Un reducto natural en medio de la ciudad que dispone de una cancha de voleibol autoconstruida —el tronco de un árbol caído hace las veces de graderío improvisado— y en el que unos pocos huertos se extienden por una de las laderas de la montaña. Sin embargo, uno de sus principales atractivos para lxs jóvenes es su aislamiento y el no ser un espacio vigilado en el que, hasta cierto punto, pueden estar fuera del control de los adultos.

In situ discutimos sobre el potencial de las prácticas creativas para apropiarse y transformar los espacios urbanos, el papel de la ciudadanía y de las autoridades en esa labor, la capacidad de los jóvenes para incidir en la construcción de la ciudad. También hablamos sobre la necesidad de recuperar el río y su entorno, de su capacidad como colectivo de jóvenes para incidir en esta cuestión y de la utilidad de las prácticas artísticas para llamar la atención sobre el medioambiente.

Corre el tiempo y debemos volver al museo, ha sido una tarde productiva en la que hemos dialogado con los jóvenes de cosas que nos parecen relevantes y a las que el programa de mediación comunitaria de la FMC puede dar continuidad. Seguiremos desde la distancia la evolución del colectivo.

Compartir dóna gustet
Leave A Comment

*


Licencia Creative Commons · Excepto donde se indique lo contrario, esta obra está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported 2018 LaFundició · RSS Feed · Acceder