LMDM Las mujeres de Millones

Mariló Fernández, miembro de LaFundició, comenzó en Bellvitge (L’Hospitalet) hace 12 años a dar clases de pintura a un grupo de vecinos y vecinas del barrio.

Las Mujeres de Millones es una publicación que articula un proceso de reflexión y que se ensambla con el audiovisual producido junto a María García.

Las Mujeres de Millones intenta establecer un lugar de encuentro, diálogo y construcción de discurso de forma colaborativa, sobre una práctica muy común que es la pintura en centros cívicos, culturales o asociaciones de barrios centrada en la copia como proceso de aprendizaje.

 

«La presencia y la circulación de una representación (enseñada como el código de la promoción socioeconómica por predicadores, educadores o vulgarizadores) para nada indican lo que esa representación es para los usuarios. Hace falta analizar su manipulación por parte de los practicantes que no son sus fabricantes.»

La invención de lo cotidiano 1. Artes de hacer

 Michel De Certeau

 

Este trabajo intenta aprehender de algún modo, cómo se articulan algunos de los mecanismos que se ponen en juego cuando se copian cuadros. El objeto del plagio que se da en el contexto de Bellvitge podría clasificarse en tres grandes grupos: el primero englobaría a los que llamamos “grandes maestros de la pintura” (Van Gogh, Gauguin, Monet…) entre los que hay una especial predilección por los impresionistas, pre y post. El contacto con estos referentes no viene por los canales propios del campo del arte: museos, galerías, catálogos… sino por lo que Eloy Fernández Porta describe en su libro Homo Sampler como «identificación por resonancia», esto es «el aprendizaje de un referente artístico y tradicional por analogía con otro comercial y moderno- i.e., asociar Las Cuatro Estaciones de Vivaldi con el anuncio de la Miel Granja San Francisco.» o El Dormitorio de Van Gogh en Arles, La Mona Lisa de Da Vinci o Las mujeres de Tahití de Gauguin, con las cortinillas televisivas de La 2 durante los noventa «para una inmensa minoría» (este era el lema de la cadena).

El segundo bloque sería el de los cuadros que se distribuyen a través de las tiendas de muebles con todo el abanico de modas y estilos cambiantes que va marcando el mercado en este sector, las imágenes de los almanaques también son motivo de plagio, paisajes bucólicos, praderas con casita y rebaño de ovejas, cascada con montaña, casita y cervatillos, caballos o perros…

En el tercer bloque entrarían los pintores contemporáneos reconocidos como “figuras” en este contexto. Este sector escapa a muchas de las lógicas que desde la teoría cultural se aplican para entender porqué son valorados determinados objetos clasificados como kitsch o populares.  Podemos aventurar qué es lo que hace que en el grupo de pintoras y pintores de Bellvitge se disparen las reproducciones de la obra de un pintor y no otro, resulta difícil entender bajo qué criterios unos se consolidan y otros no.

Eduardo Millones es uno de estos casos: un pintor peruano de ochenta años cuya obra es una especie de remake de los trabajos primerizos de Diego de Rivera. El “reconocimiento” de Millones ha llegado a convertir uno de sus cuadros en imagen de la colección Arte de Puzzles Educa junto a Klimt, Gauguin y Velázquez.

Bajo estas consideraciones, hemos intentado con la revista establecer algunas conversaciones que nos ayuden a vislumbrar los lugares en los que asentar nuestra deriva. Esperamos que este sea el primero de muchos encuentros que compartir.


Be Sociable, Share!
Comments
One Response to “LMDM Las mujeres de Millones”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] la exposición también podrá verse el vídeo documental Las mujeres de Millones que editamos junto a María García en el marco de aquel proyecto y un nuevo vídeo que documenta […]



Leave A Comment

*


Licencia Creative Commons · Excepto donde se indique lo contrario, esta obra está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported 2017 LaFundició · RSS Feed · Acceder