twitter.com/museuabello

Twitter Museu Abelló

QUÉ ES::

http://twitter.com/museuabello responde a la invitación del comisario Oriol Fontdevila a participar en el ciclo De com convertir un museu en arena en el espacio Aparador del Museu Abelló (Mollet). El Aparador, la fachada transparente del museo, es un espacio de exposición que tiene la voluntad de hacer más accesible la recepción de los trabajos artísticos a los viandantes, potenciales visitantes del museo. Por su parte, la propuesta curatorial de Oriol Fontdevila “tiene el propósito de indagar en la dimensión social del museo e incidir […] en las diferentes implicaciones que tiene definir el museo en relación con la colectividad y como institución pública”.

http://twitter.com/museuabello consiste en abrir una cuenta en Twitter del Museu Abelló. Twitter la conocida red social y servicio de microblogging que permite a sus usuarios enviar y leer entradas de texto de una longitud máxima de 140 caracteres denominados ‘tweets’, ha sido adoptado por un gran número de instituciones museísticas como un canal más de comunicación con sus usuarios (i.e. publicidad). En lugar de darle tal uso, desde LaFundició proponemos emplear este canal como un lugar de producción de discurso y debate público (una ‘arena’) durante el tiempo que dure la exposición. Concretamente proporcionamos a varios estudiantes de educación secundaria un dispositivo móvil desde el cual poder publicar tweets en el Twitter del Museu Abelló. La propuesta lanzada a los estudiantes es la de realizar, a través de este canal y en tiempo real, una crónica de su experiencia cotidiana en su centro educativo. El carácter abierto de la red Twitter permite que dicha crónica pueda ser debatida (igualmente en tiempo real) tanto por el equipo de LaFundició, como por cualquier otro usuario de Twitter. La colaboración con los estudiantes se establecerá sin la mediación del centro educativo al que asistan.

Volver arriba

FUNDAMENTACIÓN::

La actividad de LaFundició se ha centrado en el trabajo con y en la esfera educativa y especialmente con y en el contexto de la educación formal. Esto es así porque entendemos la educación y sus instituciones como elementos esenciales en la construcción y reproducción de las formaciones culturales y sociales. Así pues, entendemos la educación como una esfera eminentemente política, un campo en el que se establece la lucha por valorar y legitimar unos determinados discursos y estructuras de referencia, al tiempo que se eluden e invisibilizan otros. La elección de cuales serán los saberes que formaran las consciencias y los hábitos de los estudiantes no es inocente, y tiende a reproducir las relaciones de poder dominantes, al tiempo que se establece como un mecanismo de control sobre aquello que puede decirse, hacerse o ser pensado.

Este proceso de reproducción social no se realiza de manera explícita, sino que se articula mediante la imposición de determinados principios y valores de clasificación y selección, reglas de reconocimiento y pautas de comportamiento. Para que los estudiantes asuman e interioricen esta serie de principios, valores, reglas y pautas, se emplean sutiles formas de coerción: los horarios y rutinas, la división de los grupos por edades, la distribución de los espacios y de la palabra, el mobiliario, los exámenes, informes y notas… Lo que nos interesa es la crónica que los estudiantes puedan hacer de estos pequeños dispositivos cotidianos, apenas perceptibles, a través del canal del Museu Abelló en Twitter, y el debate que pueda suscitar. Es importante para nosotros que este trabajo de los estudiantes no se incluya en el currículum oficial de los institutos, y por tanto que su crónica no se no sea supervisada ni evaluada por los docentes; por este motivo se contactará directamente con los estudiantes, fuera del horario y los espacios escolares. Queremos evitar así que los propios estudiantes se autocensuren y ofrezcan aquella crónica que entienden, se ajusta al discurso válido dentro del contexto educativo y que esperan, sea aprobada por sus profesores (en tal caso nos encontraríamos con un perfecto ejemplo del funcionamiento habitual de un aula).

Este escenario pone de relieve (metafórica y literalmente) algunas de las tensiones que vive hoy la institución educativa: en primer lugar su habitual desencuentro con las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y en especial con los usos sociales y culturales que los jóvenes hacen de ellas (el uso de teléfonos móviles está prohibido en la mayoría de centros); y en segundo lugar apunta al modo en que la institución educativa corta los flujos de información y el trasvase de conocimiento entre el interior y el exterior –el instituto se define como un lugar regido por unos códigos distintos a y aislados de los de su contexto y dentro del cual quedan desactivadas cualesquiera controversias públicas sobre cómo debiera producirse el aprendizaje en su interior-.
Volver arriba

ESCUELA Y MUSEO::

El Aparador del Museu Abelló, aunque sui generis, es un espacio expositivo; el proyecto pretende omitir tanto la lógica expositiva de la producción y recepción del objeto artístico propia del museo, como la de la reproducción de hábitos y discursos propia de la institución educativa, y afectar en algún grado y aunque de manera temporal, a las estructuras y los procedimientos que dichas instituciones se encargan de perpetuar, con la esperanza de establecer otro tipo de procesos (comunicativos, de producción y circulación del conocimiento) más justos. Pensamos que el proyecto responde a estas intenciones en alguna medida, generando y apropiándose por un lado, de uno de los posibles canales de comunicación de un museo, y por otro lado, conectándolo con los saberes y la experiencia de un grupo de estudiantes; nos parece que este dispositivo puede posibilitar un desbordamiento de los límites que imponen las diferentes instituciones entre su interior y su exterior, al permitir que los saberes y la voz de los estudiantes circulen por canales que no les han sido designados de antemano (ni por el museo ni por la escuela). Lo que nos parece claro, en cualquier caso, es que el papel de los y las estudiantes que colaboran en http://twitter.com/museuabello difiere del que habitualmente establecen desde la escuela con el museo, que les relega a la función de meros depositarios del conocimiento conservado por el propio museo.

Volver arriba

Be Sociable, Share!
Leave A Comment

*


Licencia Creative Commons · Excepto donde se indique lo contrario, esta obra está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported 2017 LaFundició · RSS Feed · Acceder