‘Canal Canatun’ en Ard El Lewa

De vuelta a occidente y con los ritmos todavía un poco trastocados, nos toca intentar rememorar, para compartir, lo que han sido estos dos últimos meses El Cairo, donde hemos estado desarrollando la primera fase del proyecto Canal Canatun. Lo cierto es que nos hemos encontrado por primera vez en un contexto totalmente diferente al nuestro, con los miedos que eso supone en cuanto a intrusismos e imposiciones de las buenas maneras del «desarrollo» sobre «el otro» supuestamente subdesarrolado, sin embargo creemos haber salvado ese obstáculo y quizás gracias a las limitaciones de la lengua el trabajo de los niños y niñas de Ard El Lewa a podido ser muchas cosas pero no dirigido y eso nos ha hecho muy felices.

La experiencia se ha convertido en un cúmulo de aprendizajes y retos, nos parece divertido el que estuviera enmarcada en una residencia de artista y que se intentaran aplicar los parámetros que definen el campo del arte sobre un trabajo que no se mueve en esa dirección -como cuando se nos pidió que hiciésemos una prueba con el fin de medir el talento artístico para seleccionar a los candidatos y candidatas para el proyecto-.

Artellewa, el espacio de producción y exhibición dirigido por Hamdy Reda a sido un lugar en el que nos hemos sentido muy cómodas, seguramente porque no se trata de lo que una imagina cuando piensa en un centro de producción artística, un mega-equipamiento construido o habilitado con partidas presupuestarias considerables que siguen cuidando más el continente que el contenido a pesar de su código de buenas prácticas y sus políticas de proximidad que en la mayoría de los casos responden a posturas impostadas porque ahora «es lo que toca». Artellewa es la vivienda de Hamdy y su familia, un espacio acogedor desde donde sin muchos recursos pero con la intención de impulsar nuevas dinámicas en un contexto estigmatizado con todos los clichés de las periferias urbanas, se ofrece a los artistas un espacio desde donde trabajar y conocer el territorio y a su vez desde donde el barrio puede tener acceso a otros modos de producción de conocimiento.

En este contexto proponer una investigación participativa sobre los espacios públicos y domésticos ha sido un lujo así como trabajar con Ahmed, Asma, Aya, Samar, Sara, Fatma, Rashdan, Aleix y Karim… cada uno de ellos ha utilizado su libro en blanco como cuaderno de campo donde recoger impresiones y focalizar los temas de interés que se convertirían en ejes del estudio

Alguna de las imágenes de estos cuadernos las podeis encontrar en nuestro flickr. El cuaderno dividido en dos secciones diferenciaba lo público de lo doméstico con cuatro subapartados: personajes, acciones, espacios y sueños. Todas las anotaciones se han ido poniendo en común semanalmente, abriendo nuevas posibilidades para construir discursos de forma colectiva. Artellewa se convirtió en un centro de producción y recursos para el equipo, que ha mapeado las calles, fotografiado y registrado el día a día del distrito.

El 24 de diciembre aprovechamos el no tener que cumplir con los compromisos familiares de la tradición católica para presentar algunos de los materiales que se habían producido durante nuestra estancia, un momento de encuentro que estuvo amenizado por un improvisado trío musical.

Éste sólo es el principio de un proceso que esperamos consolide vínculos y abra nuevas posibilidades de aprender de forma colaborativa y horizontal, Insha’Allah. Ha sido posible poner en marcha Canal Canatun gracias a la beca de intercambio otorgada por Artellewea y el Centre d’Art i Natura de Farrera y el apoyo del Consell Nacional de la Cultura i de les Arts.

Compartir dóna gustet
Leave A Comment


Licencia Creative Commons · Excepto donde se indique lo contrario, esta obra está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported 2021 LaFundició · RSS Feed · Acceder