We love museums… do museums love us back?

Definitivamente, una de las ventajas de hablar por boca de una gatita llamada Pinky y de sus amigas Bunny, Mimi y Kim es que uno/a puede abordar cualquier objeto sin triquiñuelas retóricas y llamando a las cosas por su nombre. The Pinky Show es un recurso didáctico que Associated Animals Inc. ofrece a estudiantes y profesores y que parte de su interés por el tipo de aprendizajes que tienen lugar (o no tienen lugar) en la escuela.

Compartimos ese interés no sólo por examinar los conocimientos y los hábitos que forman parte del curriculum (incluido el «oculto») sino además por comprender los mecanismos y procesos a través de los que se construye el valor de esos conocimientos; entendiendo además que el ‘valor’ del conocimiento se halla en función de su ‘uso’.

Estas cuestiones han sido una parte fundamental del proyecto Zona Intrusa 2 cuya primera fase finalizaba hace unas semanas, tanto en el planteamiento curatorial de la exposición itinerante por los institutos de Mataró, como en las actividades pedagógicas en las aulas. Preguntas como: ¿qué producciones culturales son valoradas?¿porqué?¿quién les da valor?¿cómo se hace?¿cuales de estas producciones se considera que han de formar parte o quedar excluídas del curriculum oficial? y de nuevo ¿porqué?¿quién lo decide?¿qué papel juegan los estudiantes en esta decisión? suscitaron interesantes reflexiones y representaciones durante las sesiones de debate y trabajo con los estudiantes.

Es precisamente en esa línea de pensamiento en la que podría insertarse a la perfección el último capítulo del show de Pinky: We love museums… do museums love us back? basado en un report de Kim titulado: La creación del valor: meditaciones sobre la lógica de los museos y otras instituciones coercitivas (ahí es nada).

Leave A Comment


Licencia Creative Commons · Excepto donde se indique lo contrario, esta obra está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported 2021 LaFundició · RSS Feed · Acceder